Archivo de Enero, 2011

¿Preocupaciones? ¿Para qué?

¿Preocupaciones? ¿Para qué?

He estado poniendo algo de orden en mis bandejas de proyectos de la oficina. He encontrado muchas cosas que me han hecho recordar ciertas etapas y me ha venido un ataque de nostalgia, aunque solo haga 2-3 años he sentido nostalgia…

Entre otras cosas he rescatado un numero de la revista emprendedores (Nº 138 – Marzo 2009) que me ha acompañado constantemente desde esa fecha, por un artículo de la sección observatorio. Este articulo me ha dado fuerzas cuando lo he leído, y por desgracia lo he leído muchísimas veces.

El artículo es de Pau Valdés Piera, director de la agencia Nakami y dice así:

¿Preocupaciones? ¿Para qué?

Hace casi cinco años que funde mi propio proyecto empresarial. Lo hice como todo el mundo dice que no hay que hacerlo: sin ninguna planificación, únicamente con mucha ambición y ganas de emprender. Las consecuencias de hacerlo a la brava fueron cuatro años de no saber nunca como llegaría a final de mes y mucho aprendizaje.

Durante todos estos años viví permanentemente preocupado: por cómo llegar a final de mes, por conseguir más clientes, porque mis expectativas eran mayores que mis resultados, por la idea de cerrar la empresa… Cuando reflexionaba sobre mi vida, solo veía un montón de preocupaciones que me asfixiaban. No era feliz!!

No fue hasta llegar a mi límite que comprendí que mi sufrimiento estaba basado en una ilusión. Todas esas cosas que me habían agobiado casi nunca habían sucedido. Y si lo hacían encontraba una solución para remediarlas. ¿Qué pérdida de tiempo, no? Cuantas noches sin dormirá!! Cuantas tardes taciturno sin dedicarme a mi chica!!

Lo que me agobiaban eran situaciones que había que resolver. La única manera de hacerlo era ocupándose de ellas con toda mi atención e inteligencia. Si después no tenia éxito no pasaba nada… Bueno si… encontraba otro camino y aprendía lo que no debía volver a hacer. Un día descubrí que si era capaz de distraer mi mente, los problemas y las preocupaciones desaparecían. Con el tiempo también aprendí a domarla y a no pensar en lo que no debía.

Vivimos una época de turbulencias económicas, de incertidumbre y de ansiedad. Una de cada dos mesas de menú de mediodía habla de crisis, en dos de cada tres conversaciones se habla de despido. Delante de esta situación, más que nunca, todo lo que puedo hacer en lugar de estar preocupado es estar ocupado, dirigir mi pensamiento para realizar buenos análisis, usar mi intuición para tomar buenas decisiones, usar las noches para dormir, mi tiempo libre para disfrutar… y si no lo consigo… volver a empezar

Que joya de reflexión… nunca me canso de leerla…

No voy a aparcar esta revista, lo voy a dejar cerca por si lo tengo que volver a leer porque tal y como está el mundo de la empresa conviene tener cerca todos los imputs que positivicen las situaciones. Por desgracia en la actualidad, en la mayoría de empresas no se pueden hacer previsiones, todo se desmonta sin más de un día para otro en un escenario donde el objetivo ya no es ganar dinero, la mayoría de empresarios se conforma con sobrevivir.

La parte que yo veo positiva de todo esto es que estamos aprendiendo muchísimo y quien salga de esta va a ser un buen “capitán” ya que si somos capaces de “navegar con esta tormenta tan destructiva en un mar con olas de 10 metros”,  y sobrevivimos, que seremos capaces de hacer en “días soleados y con buena mar…”

El poder de los gestos positivos

El poder de los gestos positivos

Hoy he podido comprobar, una vez más,  que las buenas acciones tienen un efecto positivo y repercuten sobre nosotros de forma directa.

Explicare la historia:

En un supermercado, debajo de mi casa, se suele poner un señor a pedir limosna. Yo entro de vez en cuando a comprar, pago en caja y una parte del cambio que me dan se lo entrego a este señor al salir. Este hombre siempre me da amablemente las gracias…

Hoy al salir de mi casa por la mañana tenía el coche aparcado delante del supermercado y este señor estaba nuevamente en la puerta justo delante mío, Puse en marcha el coche con la intención de salir pero tenía nula visibilidad, el señor se percato de la situación, se levanto, paro decididamente todo el tráfico y me indico que podía pasar.

Con una amable sonrisa y con un gesto de OK con el dedo me miro…

Capte plenamente el agradecimiento que este señor me estaba comunicando con sus gestos y sobre todo con su mirada y estoy seguro que no estaba pidiendo una propina a cambio por el detalle. Era agradecimiento en estado puro…

Esto parece algo que no tenga importancia pero tienen un fondo muy importante y creo que es una buena actitud de ambos. Los dos hicimos algo sin esperar nada a cambio…

Esto me ha llevado a pensar y reflexionar sobre lo importante que es mostrarse abierto en este sentido y no tener miedo. No hay que tener tanta prudencia  a dar el primer paso para una buena acción, la gran mayoría de seres humanos  parece que tenemos instalado un chip que nos haga reticentes a no hacer nada hasta que no recibamos algo a cambio, pero lo que está claro es que si no hay nadie que dé el primer paso para “lo que sea”  todo queda como estaba y no activamos ese mecanismo tan dinámico y positivo y que además es aplicable a todas las facetas de nuestra vida.

Abramos la puerta de la colaboración y la generosidad porque como ley una vez en un libro: La vida te devuelve lo que das.

Coca-Cola Razones para creer

En el 2010, Coca-Cola realizó un estudio sobre el estado del mundo. Los datos obtenidos ponen en evidencia que somos millones los que queremos vivir tranquilos y sin miedo. Que hay razones para creer en un mundo mejor.

Me he comprado libros

Hacia un tiempo que no leía y hoy me he decidido a comprar en casadellibro.com unos cuantos que tenía en mente desde hace un tiempo mas otros nuevos. Aquí está el listado… ya iré contando.

  • Manual de primeros auxilios: Hace tiempo que quiero hacer un cursillo de este tipo y para ir preparándome voy a leer el libro con el que se supone haré el curso
  • Estrategia Digital: Como usar las redes sociales mejor que tu competencia. Viniendo de quien viene seguro que es buenísimo… Pere Rosales
  • Ha llegado la hora de montar tu empresa: Otro Crack de los negocios en Internet, esta como número 1 en ventas en Casadellibro.com y lleno de referencias en Twitter
  • El Zen de la empresa: Este lo he comprado a ojo… Me da buen rollo 🙂
  • Vivir es un asunto urgente: A ver que dice, seguro que cosas interesantes para todos los que estamos 24Horas pensando en nuestros sueños y nos olvidamos de todo lo demás
  • Contra la cultura del subsidio: De Marc Vidal, otra persona que me gusta y como no… Emprendedor en proyectos de Internet
  • Un corazón lleno de estrellas: De mi admirado Alex Rovira. Solo el titulo ya está lleno de humanidad.

Vamos a ver como son… Las sensaciones que uno tienen cuando un libro te engancha son buenisimas y tengo ganas de vivir ese estado con alguno de ellos.